Términos de Uso

Una nueva terapia genética podría ser la cura definitiva del VIH / SIDA

porPerfecta Salud
22 de Marzo, 2015

Un grupo de investigadores, en un trabajo conjunto entre la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y el Instituto de Investigación Scripps en Florida, están trabajando en una revolucionaria terapia genética que podría ser la respuesta para la cura definitiva del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y del SIDA.

El experimento se trata de la administración de una especie de vacuna que ha sido inyectada, vía intramuscular, a un grupo de macacos, los cuales han sido expuestos repetidas veces y de manera deliberada al virus. Los resultados son prometedores y desde ya se puede apreciar como un paso de avance en el desarrollo de una vacuna que resulte ser candidata para su uso en seres humanos, en busca de proveernos de los mismos niveles de protección.

Engañando al VIH

Los investigadores desarrollaron una molécula, cuyo nombre técnico es eCD4-Ig, que imita dos tipos de receptores de proteínas que existen en la superficie de las células blancas de la sangre, a las que el VIH se adhiere naturalmente en su proceso infeccioso. Al hacer esto, el VIH es prácticamente “engañado” para que se adhiera a esta estructura (genéticamente modificada) y de ese modo neutralizarlo.

¿Cómo funciona esta molécula modificada?

El eCD4-Ig está hecho de fragmentos de las proteínas CD4 y CCR5, ambas funcionan como receptoras del virus del SIDA en el proceso infeccioso. Estas proteínas son las partes constitutivas de un conjunto muy importantes de células del sistema inmunológico, conocidas como Células-T. Esta variante modificada ha sido fusionada e insertada en un adenovirus (que es una especie de virus que es es inocuo y no causa enfermedades al ser humano) formando así una nueva estructura genética preparada para recibir el virus.

Una vez que este virus modificado es insertado en el organismo, comienza a infectar las células, insertando su propio ADN en el núcleo, convirtiéndolas en fábricas de proteínas. Esto a su vez genera cada vez más y más versiones modificadas de estos anticuerpos y que han sido fortalecidos para neutralizar el VIH.

Una esperanza para los seres humanos

En sus estudios, bajo condiciones controladas en laboratorio, sobre los animales con una estructura de ADN similar a la de los humanos (como los macacos); los monos a los que les ha sido inoculado el adenovirus modificado (el eCD4-Ig) fueron capaces de bloquear la acción de todas las cepas de los virus VIH-1, VIH-2 y del VIS (Virus de Inmunodeficiencia Simio, una variante del VIH, pero en los simios). Luego de inyectar altas dosis del virus modificado por un período de 40 semanas, ninguno de los monos resultó infectado y tampoco experimentaron ningún efecto adverso, esto probablemente se debe a que sus cuerpos los asimilaban como sus propias proteínas.

Aunque todavía es temprano para decir que estos experimentos funcionarán de la misma manera en seres humanos, es un gran paso de avance con miras a encontrar la cura definitiva de una de las epidemias más grandes de nuestra era. Es sin dudas, un experimento esperanzador para los infectados e incluso sanos en busca de prevenir una futura infección.

Fuente: About

Más de este autor Más de Perfecta Salud